De luces y sombras

“He visto cosas que vosotros jamás creeríais”

Pues sí, con este lema participé en el VI Certamen Literario Sierra de Francia, en la categoría poesía. Decir que me hace ilusión recibir este diploma, y de esta tierra, es poco.

Comparto mi poemita.

Así como los colores no existen

dentro la caja oscura

más que cuando por la breve rendija

se cuela un rayo de luz,

para el abuelo Ezequiel

dejó de existir hace mucho

el calor de su tierra.

Ya no huele la jara, ni canta el ruiseñor.

El autillo no ulula

meciéndole en el silencio

de la sierra que lo amó.

Pero a ratos se le abren las entrañas

y penetra en sus tinieblas la montaña.

Su montaña.

Su guía y su refugio

de aguaceros y solanas.

Allí vuelve por un instante

a solazarse bajo los carballos

entre las faldas de una muchacha.

Y al recordar

su risa de arroyo en primavera

una lágrima rueda

por su mejilla enjuta.

Y se le cierra de súbito la rendija.

Vuelve el abuelo

a lo negro, a lo frío y a lo desconocido

de la cama de hospital,

de un virus impronunciable

que corrompe su bella sangre.

Pero aún le queda un último

nervio vivo para arrancarse

esos cables que le atan, que le amarran

y separan de sus añoranzas.

Y así como no existe la muerte

más que cuando penetra la vida

por la brecha del recuerdo,

Ezequiel se aferra a ella,

a su Sierra de Francia.

Y con ella en las pupilas

cierra los ojos por última vez.

2 comentarios en “De luces y sombras

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s