Un poeta en la ciudad

Solo el musgo oculto en la umbría de las aristas del cemento lo consuela. Ese terciopelo humilde amortigua la pesada nostalgia de su mirada.

© Sara Nieto

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s