Horóscopo chino

  Prefiero las ratas. Son astutas, saben esconderse y son las primeras en largarse del barco. ¿Los tigres? Naaada chaval, gatos grandes. Parecen independientes, pero tuve uno, ¿sabes? y aunque lo patearas, si tenía hambre terminaba acercándose. Y lo peor, los perros. Tan fieles, tan gilipollas. Los mueles a palos y vuelven. Por eso yo … Sigue leyendo Horóscopo chino

Anuncios

Las vidas secretas de los paraguas

  Se le acumulaban los paraguas en el armario. Cada noche lluviosa, al terminar la jornada, salía de la cabina del conductor y revisaba los vagones vacíos del tren para rescatar  paraguas. Paraguas perdidos, tal vez añorados apenas durante unos minutos al notar su falta bajo el aguacero. Paraguas rotos, sucios: víctimas de un vendaval … Sigue leyendo Las vidas secretas de los paraguas

Memorias

Con los pies a remojo mientras pescaban en su río, Anselmo y Domingo se contaban mutuamente sus historias. Repasaban cada día y con todo detalle sus anécdotas de juventud. Lanzaban la caña invisible, y enseguida sacaban, uno tras otro, recuerdos frescos y brillantes. Así hasta que entraba la enfermera y les parloteaba sin parar en … Sigue leyendo Memorias

Tarde

Los rincones vacíos de la casa ya desmantelada estaban abarrotados de recuerdos infantiles: las risas, las cosquillas, los abrazos maternales.  La nostalgia.  Abrí el armario de mi habitación, huérfano ya de ropa. De las telarañas colgaban aún los reproches adolescentes, los insultos, el resentimiento.  La huida. Y en un bolsillo de tu bata, junto a … Sigue leyendo Tarde

Abandonada

Los rincones vacíos de la casa ya desmantelada lanzan miradas acusadoras a cualquiera que se atreva a penetrar. Como si no quisiera que nadie contemplase su desnudez, sus fantasmas revelados, sin sitio ya para esconderse.

Cumplesueños

Nueve de la mañana. Sábado. Frío. Sueño. —Felicidades, cariño —me susurra mi marido al oído. Me doy la vuelta y le beso. Me acurruco para sentir bien el calor de su abrazo, que, a pesar de todo,  sigue intacto, tantos años después. Entonces, irrumpe la pequeña, como un torbellino: —¡Rápido, las mantas! —¿¡Qué!? —contesto yo. —¡Las … Sigue leyendo Cumplesueños