Malena

Malena tenía los brazos largos. Así era: una niña triste y con los brazos largos. O al menos así la recuerdo yo. Ningún otro rasgo. Sus brazos... Y su mirada. No podría decir si era rubia o morena, si tenía los ojos claros u oscuros, ni si era guapa o fea, alta o baja. Sólo … Sigue leyendo Malena

Anuncios

Memorias

Con los pies a remojo mientras pescaban en su río, Anselmo y Domingo se contaban mutuamente sus historias. Repasaban cada día y con todo detalle sus anécdotas de juventud. Lanzaban la caña invisible, y enseguida sacaban, uno tras otro, recuerdos frescos y brillantes. Así hasta que entraba la enfermera y les parloteaba sin parar en … Sigue leyendo Memorias

Tarde

Los rincones vacíos de la casa ya desmantelada estaban abarrotados de recuerdos infantiles: las risas, las cosquillas, los abrazos maternales.  La nostalgia.  Abrí el armario de mi habitación, huérfano ya de ropa. De las telarañas colgaban aún los reproches adolescentes, los insultos, el resentimiento.  La huida. Y en un bolsillo de tu bata, junto a … Sigue leyendo Tarde

Abandonada

Los rincones vacíos de la casa ya desmantelada lanzan miradas acusadoras a cualquiera que se atreva a penetrar. Como si no quisiera que nadie contemplase su desnudez, sus fantasmas revelados, sin sitio ya para esconderse.

Cumplesueños

Nueve de la mañana. Sábado. Frío. Sueño. —Felicidades, cariño —me susurra mi marido al oído. Me doy la vuelta y le beso. Me acurruco para sentir bien el calor de su abrazo, que, a pesar de todo,  sigue intacto, tantos años después. Entonces, irrumpe la pequeña, como un torbellino: —¡Rápido, las mantas! —¿¡Qué!? —contesto yo. —¡Las … Sigue leyendo Cumplesueños

Para no sentir

Galatea se pasa el día acurrucada, olvidada en un rincón. Las lágrimas bañan su rostro contemplando a Pigmalión, embelesado con su nueva estatua. Anoche cayó rendido pero consiguió terminarla. Es perfecta salvo por un detalle: sus ojos se han borrado, como en las otras dos anteriores. No para de dar vueltas por el taller mientras … Sigue leyendo Para no sentir