La primavera ya asoma la cabeza con descaro.
Saca los dientes y muerde el sol como un león africano,

perdido, huraño,
metido a la fuerza en un zoo cercado.
Ajenos a todo muchos ríen en esta
Cálida primavera vestida casi de verano.
Pero algunos echamos de menos las nieves de antaño.

Un comentario en “

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s