Shhh

Personas, Niño, Mano, Cortina, Ventana

Su infancia estuvo plagada de oscuros secretos familiares. Cuando consiguió marcharse lo primero que buscó fue una casa sin cortinas.

Microrrelato seleccionado entre los finalistas para el concurso semanal Cuenta 140.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s