Oświęcim

Viajes ferroviarios de ayer, hoy y mañana: Auschwitz-Birkenau: aquellos  trenes de la muerte...

Temblamos de pánico hacinados en aquellos trenes que nos llevaron al infierno y el temblor ya no se fue. Nos temblaba todo: manos, rodillas, mandíbula. Nos crepitaba la voz si hablábamos. Por las noches seguíamos tiritando, pero al miedo se sumaba el frío. Hasta que encontré a Karl. Acoplábamos nuestros cuerpos enjutos en el catre y compartíamos calor y vivencias. Él hablaba de su equipo de fútbol; yo, de mis clases de pintura. Un día Karl desapareció, lo convirtieron en humo, y el temblor volvió para siempre. El médico que me trata ahora lo llama Parkinson. Yo lo llamo terror.

Relato mencionado en el VIII certamen de microrrelato ‘Realidad ilusoria. Muchas gracias a Miguel Ángel Page por la organización del concurso.

4 comentarios en “Oświęcim

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s