La favorita

Le confesé a mi padre lo que había hecho mi hermana con Manuel y lo de su barriga. Era mejor no ocultarle nada porque desde que madre murió no hay quien le contenga. Además pensé que igual con suerte la echaría de casa. Pero no. Se quedó en silencio, solo dijo: bueno, los tiempos cambian. Tampoco dejó que Manuel se casara con ella. Han pasado tres años y trata al niño como el hijo que siempre quiso tener. Mi hermana consiguió largarse. Yo prefiero quedarme. Cocino, limpio y procuro que por las noches sus pasos vayan siempre a mi habitación. Porque los tiempos cambian, pero las personas no.

2 comentarios en “La favorita

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s