Enedino, el “enterraor”

sin-autor

Fotografía de Cristina García Rodero

Llevo viniendo a este pueblo años, décadas y no he conseguido aún identificar la complicada maraña de relaciones familiares de unos con otros y con sus correspondientes motes. Así que me limito a beber con tranquilidad mi cerveza, asistir a la conversación que me ocupa, reírme de los chistes que cuenta Pepe y escandalizarme con el último chisme de la temporada. Mientras tanto, a veces fijo la mirada en la fotografía en blanco y negro que hay detrás de la barra que atiende la Chusa y que es parte de la colección de imágenes del antiguo paisanaje del lugar. De vez en cuando pongo el piloto automático y me meto dentro de esa instantánea costumbrista que me habla de tiempos de necesidad y de opresión. Probablemente tiempos de guerra o de posguerra en un punto perdido de la geografía española. Veo silencio y soledad y lamentos. Un viejo que hace guardia en la puerta de su casa. Que espera a que alguien venga o que procura que alguien no se vaya. ¿Será ella a quien custodia, la mujer seca y triste aferrada a los barrotes de la ventana, vestida de luto?…
Y entonces vuelvo al presente justo a tiempo. La Chusa está explicando quién es cada uno de los que salen en las fotos. Yo pego la oreja y no tengo ni idea de la gente a la que nombra, muchos bisabuelos o tatarabuelos de los presentes. Pero cuando llega a mi foto procuro enterarme bien de quienes son.
—Y el tío Enedino, el “enterraor”. Vosotros ya no lo conocisteis pero acostumbraba a sentarse al fresco todos los días al caer el sol y ahí se la pasaba saludando a todo el mundo, vivos y muertos —la Chusa baja la voz y tocándose con un dedo la sien
prosigue—. Estaba un poco p’allá. ¿Pues no decía que veía a los muertos cuando salían a pasear todas las noches? Y que algunos hasta le hacían visitas. Aunque reconozco que a mí de pequeña me daba un poco de repelús.
—Y la mujer de negro de la ventana quién es? ¿Su esposa?
La Chusa se gira por completo para mirar la foto y luego a mí. Nuestras miradas se cruzan un instante y las dos volvemos de nuevo a posarlas sobre la imagen en la que únicamente aparece Enedino en su silla.
—¿Qué mujer? — me pregunta despacito y clavándome los ojos.
Anuncios

36 comentarios en “Enedino, el “enterraor”

  1. Hola Sara! He llegado a tu blog a través del concurso del Tintero de oro. Me ha encantado tu relato, imaginas la escena a la perfección, cada detalle del bar. Pero lo que ma gustado mucho es el final, ese detalle que marca la diferencia y que te dice cual era la realidad del desaparecido Endinio. Por no mencionar que también habla sobre esa naturaleza de la protagonista, que permanece latente sin que ella misma la sepa. Que tengas mucha suerte!

    Me gusta

    • Muchas gracias Ramón. Despues de leer tu relato, espero tener suerte compitiendo contigo. Me ha gustado mucho como mezclas un tema tan actual como el de los zombis con la ambientación victoriana. El estilo es perfecto, con reminiscencias de Jane Austen.
      Que las musas repartan suerte!

      Le gusta a 1 persona

  2. Hola Sara, la fotografía con la que acompañas el relato ya da qué pensar y la historia que cuentan tus letras me ha parecido muy buena y me he quedado “helada” con ese final que está francamente muy logrado. Mucha suerte en el concurso.
    Saludos

    Me gusta

  3. Hola Sara, te visito a través del concurso “Tintero de oro” de David. Tu relato se adapta perfectamente a la fotografía que lo ilustra, genera la misma sensación de inquietud que nos acompaña después de leerlo. Te deseo mucha suerte en el concurso.

    Me gusta

  4. Hola Pilar:
    Te encontré gracias a David Rubio y su concurso, tu relato me gustó .
    Está muy bien narrado y las escenas que suceden son fácil imaginar . EL final es sorprendente y nos indica realmente cual era la situación del desaparecido Endinio.
    Suerte en el concurso.
    Un abrazo
    Puri

    Me gusta

  5. Una foto que es el alma del relato. Esa narración tan bien llevad y ese misterioso final hace un relato muy bueno. Ahora a esperar que as musas nos acompañen para los siguientes, ¡Suerte! con este. Un
    abrazo

    Me gusta

  6. Retrato de aquella España profunda y partida en dos.
    Desde luego, se necesita dotes de observación para… primero ver, o pegar la oreja, y luego contar tan bien.
    Y además, el factor sorpresa.
    Sara me ha gustado mucho,¡pero mucho!, este corto gran cuento.

    Me gusta

  7. Hola Sara. Como podrás suponer, he llegado hasta aquí de la mano de David y su TINTERO DE ORO, y me he encontrado con la grata sorpresa de hallarme ante esta historia tan bien narrada, con naturalidad y destreza. Un relato sobre el poder de ver lo que otros no ven y en lo que no creen. Pero parece que no solo Enedido es poseedor de ese don.
    Suerte y un abrazo.

    Me gusta

  8. Un relato estupendo, Sara, y muy bien contado. Una narración sencilla que se lee con interés. Estamos las dos en el concurso del Tintero de Oro. Mucha suerte. Besos.

    Me gusta

  9. Tal y como he leído a otros compañeros comentar al principio algunos de sus comentarios, he llegado hasta aquí gracias a “El Tintero de Oro” de David Rubio Sánchez, y así he podido disfrutar de este relato costumbrista tan bueno, Sara. Te ha quedado redondo con ese final fantástico (por cierto, muy de mi gusto). Sólo me queda darte mi más sincera enhorabuena y desearte mucha suerte en el concurso. Un abrazo. Nos leemos…

    Me gusta

  10. Me he pasado por este relato por curiosidad al ver que los compañeros te habían otorgado el tintero de bronce del pasado mes.

    He de decirte que siento debilidad por el costumbrismo y tu relato me ha encantado. Has sabido plasmar el lugar y sus gentes de tal manera que no me ha costado nada verme entre ellos.

    Muy merecido premio, sí señor. Mi enhorabuena.

    Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s